Tu carrito de compras está vacío

Cuidando el Puff de tu mascota

Si ya tienes en casa un Pet Puff, seguramente ya comprobaste que es la camita más cómoda y acogedora para tu perrito y es que, a diferencia de los que son rellenos de bolitas de unicel, nuestro Puff tiene un relleno de espuma poliuretano triturada, de alta calidad y durabilidad, por lo que no se deforma, no se aplasta y siempre recupera su tamaño original.

 

Por lo anterior puedes estar seguro de que fue la mejor elección para el descanso de tu mascota; ahora sólo te recomendamos tener los cuidados básicos para que se conserve en excelente estado y tu perro lo pueda disfrutar por muchísimo tiempo.


Sigue estos sencillos tips y será mucho más fácil:


✔️ Pasa un rodillo quita pelusa por el Puff para retirar el pelo que va quedando en él, esto lo puedes hacer a diario o cada dos días, dependiendo la cantidad de pelo que tu mascota deje.

✔️ Las fundas superior e inferior del Pet Puff son fácilmente desmontables y lavables en casa. Te sugerimos retirarlas lavarlas cada 15 días, así no acumularán demasiada suciedad y será más fácil mantenerlas limpias y libres de olores.

✔️ Procura utilizar agua tibia y un detergente suave. Si tu perro tiene alguna necesidad especial por su tipo de piel, considera lavarla utilizando un poco del shampoo que usas para bañarlo.

✔️ Una vez lavadas las fundas, déjalas secar al aire libre y si es posible, al sol. Así desaparecerá cualquier olor que haya podido quedar.

✔️ Antes de volver a colocar las fundas al Puff asegúrate que no quede ningún rastro de humedad para evitar la reproducción de bacterias dañinas.


Así de fácil es mantener limpio tu Pet Puff para que dure muchos años y siga haciendo feliz a tu mascota.

  • January 18, 2019
  • PixelWeb - LIEVANT Collaborator
Dejar un comentario

Los comentarios deben de ser aprobados antes de ser publicados